sábado, 6 de agosto de 2016

Afecciones Neurológicas en Músicos


Como me gustaría contagiarlos de mi asombro y admiración por el Sistema Nervioso.  Claro que tiene una parte tangible, palpable (pregúntenle a un neurocirujano), pero la parte sináptica, toda esa red neuronal, esa comunicación incansable, precisa, inteligente, sublime, tan no tal vemos, que tendemos a sorprendernos más con una televisión de plasma o la última versión de un celular.  Este tema debería interesar a todos los músicos. Porque estudiar es "cerebral", ejecutar es cerebral, escuchar también es cerebral, interpretar e improvisar también.  Lastimosamente el músico es vulnerable a tener padecimientos neurológicos.




El sistema nervioso lo podemos dividir en periférico (SNP) y central. En músicos, los atrapamientos nerviosos, como el síndrome del túnel del carpo, la neuropatía cubital y el síndrome del desfiladero toraccico corresponden a la afección del SNP, mientras que la distonía focal se considera una afección del SNC.




Dentro de los atrapamientos nerviosos, en mi práctica profesional tratando músicos he atendido muy pocos casos de síndrome de túnel del carpo en comparación con las neuropatías cubitales, radiales y sobre todo del desfiladero torácico, que muchos médicos suelen mal diagnosticar (confundir) con el síndrome de túnel del carpo.


Por la importancia que requiere hacer un diagnóstico diferencial, y porque los músicos requieren de conocer más a fondo estas patología, profundizaremos más en el Síndrome del desfiladero torácico (o de la salida torácica) y el Síndrome del túnel del carpo. 

El dolor en las neuropatías suele ser muy intenso (tipo de muela, muy ardoroso, que quema o va acompañado de descargas eléctricas), normalmente va acompañado de parestesias (cosquilleos, adormecimientos) y en casos muy avanzados, pérdida de fuerza muscular.

Síndrome del desfiladero torácico (o de salida torácica)

Existe un paquete vasculonervioso (arteria, vena y nervio) muy importante en el estrecho torácico superior, a nivel del plexo braquial, de ahí se diferencian (se "hacen") los 3 nervios principales que dan motricidad y sensibilidad a la mano: el cubital, el radial y el mediano.  La compresión puede estar implicada a nivel de los escalenos (en el cuello), a nivel del hombro (región más distal de la clavícula), o a nivel de la inserción de los pectorales (a nivel de la axila).  Se asocia en algunos casos a una costilla a nivel de la última cervical (recordemos que la costillas comienzan a nivel torácico en la primer vértebra torácica.  Pero en músicos la causa principal, es más bien postural.

Además del dolor, las parestesias y la disminución de fuerza muscular, típico de las neuropatías, puede haber edema (mano hinchada) por la afección venosa o cianosis (mano azul) por la afección arterial.  Puede estar localizado en una o en ambas manos, y la localización depende de qué nervio esté más afectado (puede ser el cubital, el radial o el mediano). Por lo mismo, es muy factible que al acudir a un médico diagnostiquen con "neurópata cubital, radial o túnel del carpo (mediano), cuando en el origen del problema inicia más proximal (a nivel del cuello/hombro) y como normalmente a ese nivel es asintomático, esto puede confundir al explorador y por el tratamiento ya sea conservador o quirúrgico, ser deficiente.



Síndrome del túnel del carpo

A nivel de la muñeca se sitúa el túnel carpiano o del carpo, que es un espacio por donde transcurren el nervio mediano y los tendones flexores de la mano y los dedos. Dicho espacio está limitado por un verdadero anillo, constituido por los huesos de la muñeca por detrás y el ligamento transverso por delante. De ahí la denominación de túnel. El nervio mediano termina en los primeros tres dedos y en la parte medial del cuarto dedo (pulgar, índice, mediano, y la mitad del anular).



El nervio mediano es mixto, es decir que es responsable de la gran parte de la sensibilidad y de la motricidad sobre todo flexora de la mano y dedos. Cualquier causa que haga que el área dentro del túnel carpiano se haga más pequeña o que aumente el tamaño de los tendones flexores dentro del túnel puede conducir a los síntomas.

El nervio mediano se irrita sobretodo ante compresión y tensión.